Mi Diabetes

Desde los 8 años hasta el doble trasplante de páncreas riñón

Fui diagnosticado de diabetes a los 8 años, en San Miguel de Tucumán. Al principio, con mis padres y mis hermanos, nos costó acostumbrarnos a una nueva vida llena de glucemias, análisis, controles de glucosa, restricciones en las dietas, cumpleaños sin gusanitos ni caramelos y todo lo que significaba ser un niño con diabetes mellitus.

Pero mis padres lo hicieron bien, y pude tener una infancia muy feliz, rodeado de amigos, familiares y aventuras, aunque -siendo 100% honestos- sin tener mucha noción de lo que significaba realmente ser diabético y de qué lejos estábamos de un cuidado estricto, tal como habría de aprender 30 años después en mi nuevo país, España.

inicios de la diabetes
inicios de la diabetes

Pero llegó la adolescencia y con ella las rebeldías. Y mi rebeldía no fue con el alcohol, el cigarrillo o las drogas, sino que elegí algo que me hacía daño de verdad: comí dulces, comí azúcar, y comí mucho y muy regularmente. Dado que seguía haciendo deportes, no aumentaba de peso, y cómo había relajado los controles y había dejado de ir al médico, esto pasaba desapercibido.

Llegó la juventud y con ello llegó la que sería la mujer de mi vida. Su nombre es Ané y es de Tucumán, como yo. Nos pusimos de novios en el año 2000, y nos mudamos a España en 2016. Primero fue por 40 días a Bilbao, y luego a Madrid, donde vivo desde entonces. El choque de culturas médicas entre ambos países fue lo que más nos impactó.

Los médicos que nos veían (y fueron muchos) no podían creer cómo una persona de menos de 40 años tenia el estado que yo tenía, y estaba con las arterias “como una persona de 70 años”, con los riñones a menos del 35% de su capacidad y con los ojos, jodidos. Entre mi nefrólogo y endocrinólogo la decisión estaba clara: había que optar por el trasplante.

Como viví el coronavirus y mi doble trasplante páncreas-riñón

«Cómo viví el Coronavirus y mi doble trasplante de páncreas riñon«

Puedes leer la historia completa de mi vida como diabético en medium.com